Ejercicios De Autoestima El PerdónEn el ejercicio de autoestima del día de hoy, te voy a hablar del Perdón, y la importancia que tiene para mantener una autoestima fuerte y sana. Si sigues leyendo sabrás cómo mejorar tus relaciones, encontrar la felicidad verdadera, vivir plenamente, y disfrutar de paz y armonía.

Tal vez ya sabes que los rencores y resentimientos te hacen daño a ti, y no a la otra persona. Es como tomarte un veneno, y esperar que al otro le haga daño. Cuando son alimentados continuamente, se convierten en una carga muy pesada que llevas contigo a todos lados, sin utilidad alguna.

Es probable que las circunstancias de tu pasado hayan dañado tu autoestima y te hayan marcado para siempre, provocando algunos rencores. El pasado es lo que determina tu presente, pero tu presente, es lo que va a determinar tu futuro. Si los resentimientos son cosa del pasado, déjalos allá y aprende a perdonar y disfrutar todo lo bueno que tienes hoy.

Lo más importante para poder perdonar a cualquiera, es orar por esa persona. De esa forma estarás haciendo el bien a quien te ofende. El mal puede ser vencido fácilmente, con el bien.

Había una vez un hombre casado que solía descuidar a su familia. Un día su mujer conoció a otro hombre y se fue de la casa, abandonándolo a él y a sus hijos. En vez de alimentar un fuerte rencor hacia ella, decidió perdonarla. Primero reconoció sus errores y se perdonó a sí mismo, aceptando las consecuencias de sus malos actos. Luego él y sus hijos comenzaron a orar todos los días, con el rosario en mano, por su esposa. Siempre pedían para que estuviera sana y le fuera muy bien, manteniendo una completa FE  en que regresaría a la casa.

Después de unas semanas, la mujer regresó y todos se alegraron mucho. Ella respondió que sólo había vuelto por sus cosas, y se volvió a marchar. Pero esto no destruyó la fe y la esperanza de aquel hombre. Él y sus hijos continuaron orando por ella. Pasaron 2 años, luego 3 y 4, pero ellos seguían orando y manteniendo la esperanza. Habían logrado una gran paz y armonía en su interior, gracias a la oración y al perdón que habían sabido otorgar.

Al cabo de 5 años de haberse ido, su esposa regresó para quedarse, dispuesta a soportar todos los reclamos y rencores de sus familiares. Quedó sorprendida al ser recibida con gran alegría y aceptación. Ella sabía que no merecía ser perdonada, pero sólo entonces se dio cuenta de cuánto era amada por su familia. Entendió entonces que el verdadero amor es perdonar.

A continuación te voy a mostrar un pequeño ejercicio que te ayudará a perdonarte a ti mismo, y a todos aquello que te hayan hecho algún daño. Si lo haces, lograrás dar un salto significativo en tu calidad de vida, y tu autoestima comenzará a mejorar sin duda alguna.

1. Líbrate de los resentimientos.

Tienes que perdonarte primero a ti mismo, una vez que logres esa paz contigo mismo, puedes invitar a los demás a estar en paz con sigo mismos. Tu actitud con los otros es un reflejo de tu actitud hacia ti mismo.

Combate al mal, haciendo el bien. Desear lo mejor para los que te han hecho algún mal, es el primer paso para poder perdonarlos. Así que dedica todos los días de 5 a 15 minutos para orar por esa persona a quien quieras perdonar. Tu actitud con los otros es un reflejo de tu actitud hacia ti mismo.

Esta fue la primera parte de este ejercicio, espero que comiences a ponerlo en práctica. En el siguiente artículo, te voy a mostrar los siguientes 3 pasos para perdonar.

Victor Toscano

Te recomiendo encarecidamente que también veas:

Si te gustó, COMPÁRTELO:

Tal vez también te interese: