Cómo Reconocer Una Fuerte Y Sana AutoestimaEn el artículo de hoy te voy a enseñar cómo puedes reconocer si una persona tiene una fuerte y sana autoestima, incluyéndote a ti mismo. Si sigues leyendo, aprenderás a conocer tu nivel de autoestima, y comprenderás los aspectos en los que te falta trabajar para superar la timidez, la falta de seguridad y confianza en ti mismo, y para sentirte capaz de lograr todo lo que te propongas en tu vida.

Una de las cosas que más afecta a las personas que tienen una baja autoestima, es el no saber reconocer su problema, y por lo tanto, que muy poco puedan hacer para solucionarlo. Recuerdo que uno de los más fuertes indicios que se presentaba cuando yo tenía baja autoestima, era la ansiedad e intimidación ante mi propia inseguridad. Yo no sabía mucho sobre la autoestima, ni sabía como responder ante la falta de confianza y seguridad en mi mismo, lo único que hacía era volverme tímido y retraído.

Por eso ahora quiero ayudarte a reconocer en ti mismo aquellos aspectos en los que necesitas trabajar para levantar tu autoestima. Las siguientes características y elementos están presentes en una persona que disfruta de una sana autoestima. Trata de leerlas e identificar cuáles de ellas sientes que te están faltando.

  • La persona es capaz de hablar tranquilamente de los logros, cualidades y defectos, de forma directa y honesta, ya que está bien relacionada con los hechos y con la realidad.
  • La persona experimenta un confort por dar y recibir cumplidos, expresiones de afecto, cariño y aprecio.
  • Está abierta a la crítica y siente alivio al reconocer los errores, porque su concepto de autoestima no está ligado al perfeccionismo.
  • Sus palabras y movimientos son tranquilos y espontáneos, reflejando que la persona no está en guerra consigo misma.
  • Existe una gran armonía entre lo que dice, lo que hace, y en la forma de expresarse y moverse.
  • Muestra curiosidad y está abierta a nuevas ideas, nuevas experiencias, y a nuevas posibilidades de vida.
  • Los sentimientos de ansiedad o inseguridad, en caso de estar presentes, no causarán agobio o intimidación, pues la persona se siente capaz de aceptarlos, manejarlos y elevarse por encima de ellos.
  • Tiene la capacidad de disfrutar de los aspectos alegres de la vida, de si misma, y de los demás.
  • Tiene la flexibilidad necesaria para responder a situaciones y desafíos, porque confía en si misma y no ve la vida como una maldición o fracaso.
  • La persona posee un bienestar propio y muestra un comportamiento firme (pero cordial) consigo misma y con los demás.
  • Es capaz de preservar un buen equilibrio y dignidad en situaciones de estrés.

Además de esto, podemos ver que sus ojos están alerta, brillantes y llenos de vida; su rostro está relajado, muestra un color natural y una buena textura en su piel (a menos que esté enfermo); su mentón está alineado con el cuerpo, su mandíbula está relajada y su cabeza se sostiene con naturalidad. Sus hombros están rectos y relajados, sus brazos cuelgan de forma natural y sus manos tienden a estar sueltas y relajadas; mantiene una postura recta, equilibrada y libre de tensión; y su paso suele mostrar decisión, sin ser agresivo.

Tu tarea ahora es anotar en una hoja de papel, 3 de estas características en las que te gustaría trabajar los próximos 4 meses. Anota debajo de cada aspecto, las actividades que necesitas hacer, o los hábitos que debes cambiar para lograrlo. No pierdas de vista tu objetivo de levantar tu autoestima. Mira esta hoja todos los días, y trabaja continuamente, revisando periódicamente tus avances.

Si deseas realmente desarrollar una autoestima más fuerte y sana, y estás comprometido contigo mismo, te invito a realizar este ejercicio. Si solamente lees este artículo pero no haces nada, tu vida seguirá igual, y no conseguirás mejorar tu calidad de vida, tus relaciones, ni tu autoestima.

Victor Toscano

Te recomiendo encarecidamente que también veas:

Si te gustó, COMPÁRTELO:

Tal vez también te interese: